Al grito de "¡Yo sí te creo!": La protesta tras la condena de 'La Manada' traspasa fronteras