Concentraciones y caceloradas espontáneas tras la detención de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez