Los humoristas debaten sobre los límites del humor y la libertad de expresión