Una pareja, sin papeles de la boda