¿Se divide el independentismo?