En un documento interno, JxCAT insiste en que solo hay un plan: “Restituir a Puigdemont”