El hospital de Vigo no tiene laboratorio y han recortado un 31% las camas previstas