Un hombre ofrece su casa o su dinero a la Guardia Civil en Cataluña y el agente responde con un abrazo