Ignacio González se siente indefenso