La lucha contra el fraude cae un 5.5% en los últimos tres años