Francisco se enfrenta, con 83 años y un cáncer, a la expulsión de su vivienda por un 'fondo buitre'