ETA anuncia su fin tras 60 años de terror, 3.600 atentados, 853 asesinatos y 300 sin resolver