Cada español va a perder 536 euros en el rescate bancario