Los diputados del Parlamento de Cataluña evitan pronunciarse sobre los mensajes de Carles Puigdemont