De la euforia a la decepción: la reacción de los manifestantes a las puertas del Parlment de Cataluña