Mujeres penalistas se niegan a ir temporalmente a una comisión donde solo hay hombres