Los alumnos de un colegio de Leganés acuden con chalecos y cascos en señal de protesta