Cifuentes y Pedro Antonio Sánchez: ¿Dos presidentes y un mismo destino?