Las tres grandes dudas tras el alegato de Cifuentes