J. Bosch: “Hay una gran cruzada contra el humor porque irrita al poder político y la religión”