Aznar critica que no se frenara antes “el delirio sedicioso de unos cuantos”