Errejón: “Los atentados y el odio no pueden introducir una fractura social”