El análisis de Puigdemont tras las elecciones: "España tiene un pollo de cojones"