Aparecen cinco muñecos colgados, simulando a La Manada, en un puente de Valencia