El abogado de Correa matiza que su colaboración con la Fiscalía se inició hace dos años