Pilar Barreiro pone en jaque la Cuentas Generales del Estado y el acuerdo PP-Ciudadanos