Militantes y aparato: Las diferencias entre los actos de Díaz y Sánchez