Manolo Quijano, con los US Marshall