Francisco Granados, compañero de yate de los constructores a los que daba contratos