Los DJs, auténticos reyes de la noche