Cristina Cifuentes, una más en la lista de los que no dimiten