Cierto miedo y duras medidas de seguridad en el concierto de Ricky Martin en Madrid tras el atentado de Manchester