Cádiz gastó más de 20.000 euros en tecnología para cargos públicos