El número de menores pobres aumenta en 424.000 entre 2008 y 2015