Granados usó a su hermano Alfonso para blanquear dinero comprando pisos