Ruiz-Gallardón ficha por una gran constructora francesa, Bouygues