El ‘francotirador’ que grabó al Rey desde una ventana se enfrenta a 9 años de cárcel