J. Bosch: “Los políticos no pueden decidir ellos mismos si son culpables o inocentes”