Tensa llegada de Rodrigo Rato a los juzgados