Miquel Roca, abogado de la Infanta, asegura que costará “poco” preparar su declaración