La Generalitat se retira de la acusación contra detenidos por graves disturbios