Masiel, 24 años y madre de dos hijos, desalojada de la casa que ocupaba