Seis de cada diez diputados son nuevos, las nuevas caras del Congreso