Espinar cree que hay "sobreactuación de las diferencias" y "más consenso del que parece”