Mónica Oltra: “La empresa en Panamá puede ser legal, pero es indecente”