Ana García, sindicato de estudiantes: “Hace mucho que no creemos en milagros y mentiras”