La Fórmula 1, el despilfarro que sigue pesando en el bolsillo de los valencianos