Un padre lleva una semana en huelga de hambre para lograr un monitor para su hijo