Un pensionista ofrece 5.000 euros a la empresa que contrate a su hijo