Una motera Esperanza Aguirre aprovecha el objetivo de Cuatro para peinarse